Durante el 2022, se estudiaron 28 personas de viruela símica, confirmándose 10 casos.

·         Este año,  se ha estudiado a cinco personas confirmándose un caso.

·         La tendencia epidémica de Mpox en México, presenta una reducción en la velocidad de la transmisión y número de casos.

San Luis Potosí continúa con acciones de vigilancia epidemiológica de manera permanente, en cuanto a la  Viruela Símica (Mpox),  durante el 2022, se estudiaron 28 personas  confirmándose 10 casos, y en el presente año, se ha estudiado a 5 personas confirmándose un caso, informó el Dr. Francisco Edgar Cervantes Duran, Subdirector de Epidemiología de los Servicios de Salud de Gobierno del Estado.

En cuanto al panorama epidemiológico internacional y nacional, Cervantes Duran mencionó que desde el 1 de enero de 2022, se han notificado casos en 110 países, territorios y áreas en las seis regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al 23 de enero de 2023, a nivel mundial se han reportado 85 mil 106 casos confirmados y 83 defunciones.

En México con corte al 23 de enero, se han identificado 6 mil 280 casos que cumplen con la definición operacional de caso probable, confirmando 3 mil 768 casos. En los últimos 14 días de vigilancia se han identificado un total de 121 casos probables y 72 confirmados, por lo que la tendencia de la curva epidémica en México sigue la que se presenta a nivel global con una reducción en la velocidad de la transmisión y en la presentación del número de casos.

El médico detalló que los síntomas de la enfermedad pueden iniciar entre cinco a 21 días posteriores al contacto con el virus y pueden ser, fiebre, dolor de cabeza, agotamiento, dolores musculares, inflamación de los ganglios linfáticos, manifestándose en áreas del cuello, axilas, región inguinal, entre otras; lesiones en la piel, en forma de erupciones que se caracterizan por evolucionar de ser planas a hacerse elevadas, llenarse de agua y, por último, costras que suelen aparecer primero en cara y manos para después extenderse al resto del cuerpo, pero también pueden aparecer inicialmente en los genitales o en otras partes del cuerpo. Los síntomas duran entre dos a cuatro semanas. La Viruela Símica no tiene un tratamiento específico contra la infección, el manejo clínico se basa en el alivió de síntomas (tratamiento de la fiebre, comezón e hidratación) y prevenir complicaciones.

En caso de presentar sintomatología lo más conveniente es no automedicarse y acudir a su centro de salud además de llevar a cabo las siguientes medidas preventivas: evitar contacto físico con personas infectadas o sospecha de enfermedad, incluyendo contacto sexual; evitar tocar los objetos o materiales con los que hayan estado en contacto los pacientes (objetos personales, materiales de atención médica, sábanas o ropa); lavarse las manos con agua y jabón o gel antibacterial y practicar el estornudo de etiqueta; aislamiento de los pacientes en casa; usar cubrebocas, tanto para los pacientes como para las personas que están a su alrededor; lavar la ropa, toallas y sábanas de la persona enferma y los utensilios para comer con agua tibia y detergente. Limpie materiales de atención médica, sábanas o ropa) y desinfecte cualquier superficie contaminada importante que elimine los desechos contaminados (apósitos, gasas) de manera adecuada.