De enero a la fecha, únicamente un caso confirmado de dengue no grave y cero casos de dengue grave.

• Con tiempo y frecuencia realizar medidas de prevención en  el hogar, el lavar y tapar todos aquellos depósitos que almacenan agua para eliminar criaderos del  mosquito Aedes Aegypti.

El Ing. Juan Manuel Mata Rivera, Jefe del Departamento del Control de Enfermedades Transmitidas por Vector de los Servicios de Salud de Gobierno del Estado, indicó que un reto importante en salud es reducir las incidencias de las distintas enfermedades, entre ellas las transmitidas por vectores, por lo que el control de las mismas es imperante, principalmente en Dengue.

Informó que se han estado reforzando las acciones preventivas para combatir este padecimiento, con el manejo integrado del vector, además de mantener un sistema de vigilancia epidemiológica activa, lo que permitió identificar y confirmar en lo que va de este año un caso de dengue no grave.

El dengue es el causante de un amplio espectro patológico, que puede abarcar desde una enfermedad asintomática (es posible que la persona no se percate de la infección) hasta síntomas graves similares a los de la gripe en las personas infectadas. Si bien es menos frecuente, algunas personas evolucionan hacia un dengue grave, que puede entrañar un número indeterminado de complicaciones vinculadas a hemorragias graves, insuficiencia orgánica o extravasación de plasma. El dengue grave conlleva un mayor riesgo de muerte si no se trata debidamente.

El funcionario de los Servicios de Salud indicó que en el desarrollo de estrategias de prevención y control en todo el Estado, es fundamental contar con la participación de las y los potosinos, toda vez que las acciones de saneamiento básico y de patio limpio se realizan desde cada hogar, lo que contribuye a disminuir la infestación del mosco Aedes Aegypti, principal transmisor de esta enfermedad, permitiendo la reducción de este padecimiento.

Finalmente, Mata Rivera señaló que se continuará trabajando con la frase “Haz Escudo contra el Zancudo”, la cual reitera a la ciudadanía la importancia de continuar con la participación de todas y todos en la implementación de las medidas de prevención, como son el lavar y tapar todos aquellos depósitos que almacenan agua, voltear aquellos recipientes que no utilizamos y pueden contener agua, así como tirar todos aquellos que no sean de utilidad y puedan servir de criadero para este mosquito.