• Los Servicios de Salud cuentan con unidades médicas especializadas: CISAME, CAPA, clínica psiquiátrica y brigadas móviles comunitarias.

La conducta suicida es el resultado de una convergencia de factores de riesgos psicológicos, sociales y culturales, entre muchos tantos más, su prevención requiere del esfuerzo de  instituciones públicas y privadas, de líderes, gobiernos y de las personas.

Según datos del Subsistema Epidemiológico y Estadístico de las Defunciones (SEED 2022), en el estado de San Luis Potosí, el suicidio se encuentra como la doceava causa de defunción; el 82 por ciento de los suicidios predominaron en el sexo masculino, registraron 209 en hombres y 47 en mujeres, siendo un total de 256, el rango de edad donde más presentan los suicidios es de los 25 a 34 años.

Cada vida perdida representa a un familiar o amigo(a) de alguien, por  cada suicidio, aproximadamente 135 personas sufren un dolor intenso o se ven afectadas de otra manera. La prevención del suicidio requiere de estrategias integradas que abarquen el trabajo a nivel individual y a nivel comunitario, por ello, los Servicios de Salud de San Luis Potosí de manera permanente llevan a cabo estrategias de prevención, capacitación y atención al fenómeno del suicidio, en el estado se cuentan con programas preventivos y unidades de atención especializada.

Las Brigadas Comunitarias de Salud Mental realizan acciones de sensibilización, prevención, detección y referencias, estas brigadas se establecen en espacios donde se dificulta el acceso a estos servicios y en población vulnerable.  Otras de las estrategias  es la conformación de los  Grupos de Apoyo Emocional con personas detectadas con problemáticas de salud mental o riesgo de suicidio, en grupos vulnerables, donde se llevan a cabo sesiones a razón de una vez por semana, siendo estos un impulso en la ayuda mutua y abarcar un número más amplio de personas.

La capacitación constante del personal de salud de todos los niveles de atención, a instituciones públicas y privadas, primeros respondientes, así como a personas interesadas en el tema es una prioridad con el fin de establecer información sobre suicidología, unificar y homologar criterios de niveles de riesgo, atención y referencias de personas en riesgo de suicidio y así ofrecer una actuación más oportuna.

Al interior del Estado, a través de las jurisdicciones sanitarias, se desarrollan estrategias preventivas como: educación y promoción a la salud mental comunitaria, difusión de información sobre la prevención del suicidio a través de redes sociales, periódicos, revistas y folletos, dando énfasis en actividades culturales, deportivos, recreativos, con la finalidad de fortalecer los factores de protección desde un nivel familiar, escolar, social y personal.

Las y los adolescentes son la población de riesgo más significativa, es por esto, que los Servicios de Salud del Estado desarrollaron la estrategia ¡Vivir está Cool! Donde se llevan a cabo sesiones educativas y talleres para alumnos y alumnas, para docentes, cuidadores, padres y madres de familia, con actividades que involucren factores de riesgo y protección, cerrando con actividades que involucre a todas personas participantes.

En los Servicios de Salud se cuenta con unidades médicas especializadas donde pueden acudir a recibir atención, se cuenta con los Centros Integrales de Salud Mental, los Centros de Atención Primaria en Adicciones, Hospitales Generales, Hospitales Básicos Comunitarios, así como la Clínica Psiquiátrica Dr. Everardo Neumann Peña. Es importante difundir a la población que no están solos y pueden acercarse a solicitar ayuda ¡No estás sola, no estás solo!