Desde el inicio del Gobierno del cambio a la fecha, la dependencia estatal logró colocar 231.48 mdp a fin de incrementar la productividad e impulsar la actividad económica

Con el objetivo de incrementar la productividad y de acuerdo con la política de impulso a la actividad económica del Gobierno del cambio, que dirige Ricardo Gallardo Cardona, el Fondo San Luis para la Microempresa (FSL), del Sistema de Financiamiento para el Desarrollo del Estado (Sifide) ha logrado una cifra récord de colocación, con un total de 231 millones 481 mil 584 pesos, en el periodo comprendido entre octubre de 2021 a marzo del 2023.

La coordinadora general del Sifide, Lilia Malvido Flores, explicó que se otorgan financiamientos a corto y a mediano plazo, a las y los empresarios potosinos, personas físicas y morales con proyectos tendientes a mejorar sus índices de productividad. Agregó que, durante 2022, el monto entregado en financiamientos por parte del FSL sumó 162 millones 473 mil 544 pesos, cifra que en administraciones pasadas no se había registrado.

Puntualizó que, durante los primeros tres meses de 2023, el FSL ha mantenido sus elevadas cifras de colocación, al alcanzar más de 31 millones de pesos en diversos proyectos productivos, con una visión apegada al planteamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, con lo que se busca sentar precedentes para construir un mejor San Luis Potosí.

Malvido Flores comentó que el 47 por ciento de las Mipymes apoyadas por el Gobierno del cambio a través de este programa, son empresas comerciales, el 38 por ciento son empresas de servicios y las empresas del sector industrial representan el 18 por ciento del total de créditos.

El Sifide ofrece créditos a través del Fondo San Luis para la Microempresa a Mipymes con actividades industriales, comerciales y de servicios, que van de 150 mil a 10 millones de pesos, con tasas de interés que fluctúan entre 12 y 18 por ciento anual fijo, plazos de hasta 60 meses y garantía hipotecaria, con diferentes productos financieros, como líneas de crédito en cuenta corriente, créditos habilitación o avío, crédito refaccionario y en cuenta corriente.