· En el año se han creado 8 Unidades de Farmacovigilancia en hospitales y clínicas públicas y privadas.

A fin de disminuir y/o evitar los posibles riesgos a la salud de la población usuaria de medicamentos, vacunas o dispositivos médicos, el Gobierno del Cambio a través de los Servicios de Salud quién con la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) impulsa la creación de las Unidades de Farnacovigilancia en hospitales  y  clínicas públicas y privadas, teniendo ochos nuevas en este año.

La Farmacovigilancia es la ciencia que se encarga de recopilar, vigilar, investigar y evaluar la información sobre los efectos de los medicamentos, productos biológicos que incluye a las vacunas, plantas medicinales, medicina tradicional y medicina complementaria con el objetivo de identificar información nueva o nuevas reacciones adversas de los medicamentos, en el 2022 se registraron en el Estado mil 276 notificaciones de reacciones adversas a medicamentos como los opioides, seguido de los anestésicos y tercer lugar los antibióticos.

Por ello se trabaja en la creación de Unidades de Farmacovigilancia, para fortalecer el Sistema Nacional de Salud ya que las mismas, ofrecen un panorama real del tipo de reacciones adversas que se presentan los pacientes a medicamentos e insumos lo cual permite una adecuada generación de políticas públicas en cuanto a medicamentos. 

Este año, personal especializado de la COEPRIS  ha logrado la instalación de ocho Unidades de Farmacovigilancia, impartieron capacitación y hospitales y clínicas públicas y privadas de la capital y de Soledad de Graciano Sánchez destinaron los espacios para  instalar las unidades.

La COEPRIS invita a aquellos establecimientos del giro de atención médica, solicitar la asesoría para llevar a cabo la instalación de Unidades de Farmacovigilancia lo cual se puede hacer a través del correo electrónico: ce.farmacovigilanciaslp@gmail.com o al teléfono 444 8119285 ext. 162.