• Habrá un saneamiento del arbolado que presenta plagas, enfermedades y acciones de silvicultura mediante los aclareos de las áreas densamente pobladas

Ante la obligación de ofrecer áreas de recreación de calidad para las y los potosinos, el Gobernador Ricardo Gallardo Cardona instruyó a la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (Segam), a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos (Sedarh), y al Centro Estatal de Cultura y Recreación Tangamanga I (Cecurt), a implementar un plan integral total con la finalidad de preservar el lugar para su uso y conservación.

Si bien es un parque que se encuentra en excelentes condiciones, existen áreas de oportunidad donde necesitan ser atendidas las condiciones ambientales de terrenos forestales, para así ofrecer mayores y mejores espacios para las y los usuarios que lo visitan día con día, afirmó Jesús Emmanuel Ramos Hernández, titular de Segam.

Sería a través de un proyecto de compensación ambiental, respaldado y avalado por representantes de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) por cambio de uso de suelo, denominada Restauración de Bosques Urbanos, y las Brigadas de Saneamiento Forestal que será llevado a cabo entre las dependencias estatales y la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Este proyecto comprende la integración, equipamiento y operación de una brigada para el monitoreo, detección, diagnóstico, combate y control de plagas forestales en zonas de riesgo o afectación definidas por la Conafor, en este caso.

El titular de Sedarh, José Alfredo Pérez Ortiz, mencionó que también implementarán pequeñas obras civiles para conducir el caudal que escurre inmediatamente después de las lluvias sobre el Circuito Potosí y avenida Chapultepec, hacia los Tanques I y II del parque.

Esto, para tener una disponibilidad de agua para el riego de este, con una capacidad aumentada por efecto del desazolve de tres cuerpos de agua, disminuyendo los impactos ambientales generados por las obras y actividades.

Enrique Alfonso Obregón, titular de Cecurt, explicó que El proyecto también incluye la remoción de algunos árboles, los cuales se encontraban muertos en pie, es decir, que por diferentes motivos llegaron al final de su ciclo de vida y representan un riesgo para los visitantes del parque, esto conforme a la clasificación de riesgos de la Unidad Estatal de Protección Civil del Estado. Cabe mencionar que serán plantadas nuevas especies conforme al plan de trabajo que se tiene proyectado.

Por último, aclaró que es falso que existan árboles centenarios, ya que los primeros árboles se sembraron de 1980 a 1983, año en que se inauguró el Parque Tangamanga I, además de negar de forma rotunda que exista tala indiscriminada de árboles en el lugar.