Servicios de Salud otorga tratamiento gratuito a mujeres embarazadas portadoras del VIH para prevenir la transmisión perinatal del virus.

Aconseja Salud realizarse la prueba de VIH de forma anual desde el inicio de la vida sexual.

El Gobierno del Cambio, a través de los Servicios de Salud de forma permanente realiza la prueba de detección de VIH de forma gratuita en todos los Centros de Salud, Hospitales Básicos Comunitarios y Hospitales Generales, así como en los Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS).

La prueba rápida de VIH solo toma unos minutos y no se necesita estar en ayunas, consiste en un piquete en el dedo como si te hicieras el examen de la glucosa y en el caso de salir reactivo se necesita confirmar con otro estudio de laboratorio más especializado, señaló la Dra. Claudia Aide Rodríguez Trejo, Responsable del Programa Estatal de VIH/SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual y Virus de Hepatitis C de los Servicios de Salud de San Luis Potosí.

La transmisión del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) de la madre a su bebe puede ocurrir en diferentes momentos durante el embarazo, en trabajo de parto o la lactancia materna. Por ello, es importante dar a conocer que las mujeres deben someterse a una prueba de detección del VIH desde que saben que están embarazadas y en cada trimestre del embarazo.

Rodríguez Trejo, afirmó que cuanto más temprano se detecte el VIH más pronto se podrá empezar a administrar medicamentos para combatirlo y evitar transmitirlo al bebe e indicó que desde que se inicia la vida sexual lo ideal es realizarse la prueba cada año.

Agregó que el uso de medicamentos contra el VIH y otras estrategias han ayudado a reducir el riesgo de la transmisión perinatal del VIH a 1% o menos. Estos medicamentos se llaman Antirretrovirales y son totalmente gratuitos en los CAPASITS para las personas sin derechohabiencia. Las mujeres embarazadas portadoras del VIH deben tomar antirretrovirales contra el VIH durante el embarazo y el parto para prevenir la transmisión perinatal del virus. Una cesárea programada puede reducir el riesgo de transmisión perinatal del VIH en las mujeres que tienen una carga viral alta o desconocida en fecha cercana al parto.

Finalmente, Rodríguez Trejo, Responsable del Programa Estatal de VIH/SIDA pidió a las nuevas mamás recordar que después del nacimiento, los bebés de madres portadoras del virus deben recibir medicamentos contra el VIH para reducir el riesgo de transmisión perinatal de ese virus, así como suspender la lactancia materna, siendo alimentados por fórmula láctea. Los medicamentos para el bebé así como las fórmulas lácteas también están dentro del programa gratuito en la Secretaría de Salud para las personas sin derechohabiencia; en el seguimiento de control prenatal deben ofertarle las pruebas rápidas pero de no hacerlo solicítelas es por su Salud y la del bebé.