Cada día 25 de cada mes Día Naranja, para actuar, generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas.

Si sufriste una violación, denunccia y acude a recibir atención médica para disminuir los riesgos a la salud.

En México, de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2021, el 70.1 por ciento de las mujeres de 15 años y más han experimentado al menos un incidente de violencia psicológica, económica, patrimonial, física, sexual o discriminación en al menos un ámbito y ejercida por cualquier persona agresora a lo largo de su vida; en San Luis Potosí equivale al 68.6 por ciento.

Lo anterior lo informó la Mtra. Patricia Jazmín Cantú Reyna, Responsable Estatal del Programa Prevención y Atención a la Violencia de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, y comentó que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se define la violencia sexual como: “Todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”.

Además, Cantú Reyna aclaró que de todos los tipos de violencia, es la violencia sexual la que se ha presentado en las últimas tres décadas como un hecho social creciente y acentuado, con mayores consecuencias a la salud. Los datos indican que las y los sobrevivientes de violaciones pueden sufrir consecuencias conductuales, sociales y de salud mental similares.

Sin embargo, son las niñas y las mujeres soportan la carga más abrumadora de traumatismos y enfermedades resultantes de la violencia y la coacción sexual, como embarazos no deseados, abortos inseguros y un riesgo mayor de contraer infecciones de transmisión sexual, inclusive la infección por el VIH, durante el coito vaginal. En un sentido amplio la violencia sexual contempla una variedad de actos que pueden ir desde el acoso verbal hasta una violación, es importante reconocer que violación sexual no es igual que abuso sexual, ya que este último se puede dar con contacto o sin contacto, y/o manoseos, pero con menor impacto que la penetración, presente en la violación.

Si eres víctima de violencia física o sexual en los Servicios de Salud de San Luis Potosí podemos atenderte, solo necesitas acudir a la unidad de salud más cercana y con gusto te daremos la información oportuna, puedes contactarte con los Servicios de Salud al (444) 8341100 Ext. 21218, concluyó Patricia Jazmín Cantú Reyna, Responsable Estatal del Programa Prevención y Atención a la Violencia.