El Día Mundial de la Nutrición nos brinda la oportunidad de ser agentes de cambio en nuestra propia vida, elige estar bien.

Llaman a prevenir enfermedades como la desnutrición, obesidad o las deficiencias de vitaminas y minerales.

Cada 28 de mayo, el Día Mundial de la Nutrición nos invita a reflexionar sobre los desafíos y oportunidades que enfrentamos para garantizar una alimentación adecuada y nutritiva en todo el mundo, el objetivo principal es aumentar la conciencia sobre la importancia de una buena nutrición para la salud y el bienestar de las personas, así como para prevenir enfermedades relacionadas con la alimentación.

Además, busca promover acciones concretas para abordar los problemas de malnutrición en todas sus formas, ya sea la desnutrición, la obesidad o las deficiencias de vitaminas y minerales, es un día para tomar la oportunidad de ser agentes de cambio en nuestra propia vida y mejorar nuestros hábitos alimentarios es una manera efectiva de cuidar nuestra salud y bienestar a largo plazo.

Los Servicios de Salud de San Luis Potosí ponen a su disposición talleres de autocuidado de la salud impartidos por el personal promotor de salud, con una gran variedad de temas relacionados con la nutrición y la creación de hábitos y estilos de vida saludables, además se cuenta con programas de salud en dónde se vigila el estado nutricional de las personas en las diferentes etapas de la vida. Acércate a tu Centro de Salud más cercano e infórmate sobre cómo mejorar tu salud a través de una buena nutrición.

Algunos consejos prácticos que podemos seguir: prioriza una alimentación basada en frutas, verduras, granos integrales, proteínas magras y lácteos bajos en grasa, asegúrate de incluir todos los grupos de alimentos en las porciones adecuadas para obtener los nutrientes necesarios, limita el consumo de alimentos procesados y azúcares añadidos, los alimentos ultraprocesados suelen contener altas cantidades de grasas poco saludables, azúcares y aditivos.

Es necesario beber suficiente agua, ya que es esencial para mantenernos hidratados y ayudar al buen funcionamiento de nuestro organismo, se recomienda evitar el consumo excesivo de bebidas azucaradas y alcohol, así como moderar el consumo de sal, demasiada sal puede contribuir a problemas de salud como la hipertensión, busca alternativas para condimentar con hierbas y especias.